Wayfinder's guide to Eberron (3ª parte)


13 Dec
13Dec


¡Hola a todos!

Hemos llegado al final de nuestro viaje, un viaje en tres partes en el que os he ido mostrando lo que podéis encontrar dentro del manual de Wayfinder's guide to Eberron y que sirve también de puerta de acceso a futuras publicaciones enmarcadas dentro de este fantástico escenario de campaña. Recordad que si no habéis leído las anteriores entradas, podéis hacerlo pinchando aquí y aquí.

¡Y ahora conozcamos que nos deparan los capítulos cinco y seis!

Parte cinco: Objetos mágicos


El capítulo comienza con una breve descripción de los diferentes tipos de cristales dragontinos que existen en Eberron. Estos cristales, piedras translúcidas con ondulantes venas de color suspendidas en su interior, muestran una gran afinidad mágica, por lo que son realmente valiosos.


Cristeles de Siberys


También llamados piedras solares o polvo estelar, estos cristales muestran palpitantes venas doradas en su interior. Poseen una gran afinidad mágica con las marcas del dragón, por lo que son usados, principalmente, para la creación de diversos focos utilizables por aquellos que muestran dichas marcas.


Cristales de Eberron


Conocidos como piedras de sangre por las intensas venas de color rojo que hay en su interior, estas piedras poseen una afinidad mágica bastante general, lo que las hace ser muy apreciadas por los lanzadores de conjuros. Estos suelen emplearlas para potenciar sus conjuros y para la creación de objetos mágicos como las linternas siemprebrillantes.


Cristales de Khyber


Estas piedras ahumadas con venas de color azul medianoche en su interior están enormemente conectadas con la magia de ligadura, haciéndose imprescindibles a la hora de crear determinados objetos mágicos como los grandes galeones aéreos que tienen elementales de aire atados a ellos. También son utilizadas con frecuencia en rituales nigrománticos y suelen ser conocidas como piedras de la noche o piedras demoniacas.

De izquierda a derecha: un cristal de Siberys, un cristal de Eberron, y un cristal de Khyber.De izquierda a derecha: Un cristal de Siberys, un cristal de Eberron y un cristal de Khyber.

En el resto del capítulo se nos describen diferentes tipos de objetos mágicos, desde focos arcanos utilizables sólo por aquellos personajes que presentan alguna marca del dragón, hasta componentes para forjados, pasando por objetos mágicos comunes o las llamadas localizaciones extraordinarias, objetos mágicos que tienen efectos poderosos, pero que no se pueden mover. Si bien la lista no es exhaustiva, es un buen kit de herramientas para que los recién llegados a Eberron se familiaricen con la magia existente en este escenario de campaña.


Parte seis: Sharn, la Ciudad de las Torres




El capítulo final nos describe la ciudad más famosa de Eberron, Sharn. Dicho capítulo comienza con varios trasfondos que pueden ser escogidos por los personajes, como el noble o el héroe del pueblo, pasando a continuación a describirnos las diferentes zonas de la ciudad: la Meseta Central, Dura, el Desembarco de Tavick, etc, etc. Tras esto, se nos proporciona información sobre días festivos, cómo desplazarse por la ciudad, actividades criminales, etc, etc.

La siguiente sección nos detalla tres posibles puntos desde los que comenzar nuestras aventuras en la ciudad: Callestan, en Dura inferior; Cima del risco, en Dura superior; y la universidad de Morgrave, en la zona superior de la Meseta de Menthis. En cada uno de estos puntos de inicio se nos muestran los motivos por los que los personajes podrían estar allí y se nos describen las ubicaciones más interesantes.

El capítulo termina con tablas que permiten al Dungeon Master crear rápidamente ganchos, villanos, etc, etc, así como tablas para encuentros aleatorios dentro de la ciudad.

Opinión


La verdad es que estos dos últimos capítulos me han parecido muy interesantes, sobre todo el dedicado a la Ciudad de las Torres. Considero que ambos pueden ser una buena aproximación al mundo de Eberron para aquellos que no hayan jugado nunca en él, aunque creo que podrían haberse explayado un poco más en la descripción de los cristales dragontinos.

Y hasta aquí la reseña completa de Wayfinder's guide to Eberron. Espero que os haya gustado. No os olvidéis de dejar comentarios, darle a "me gusta" y de compartirla.

¡Besos para todos!

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO